lunes, 27 de mayo de 2013

Oriola



Jamás podré olvidar tu nombre.





4 comentarios:

  1. Anónimo11:38 p.m.

    Es inventado , o es tu paciente que alguna vez me contaste que se enamoró de ti. Murió?

    Soy David por cierto .

    ResponderEliminar
  2. Hola David:
    El relato anterior es acerca de un evento real. Conocí a Oriola en la clínica cuando le detectaron una enfermedad y seguí conociéndola en el curso de la misma.
    Las historias más increíbles son las reales.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Espero que no haya sido una niña.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.