miércoles, 9 de marzo de 2011

Sobre la poesía.




La poesía es a veces un arte y a veces una enfermedad. Pero el arte es una enfermedad virtuosa también, por lo tanto no existe Arte sin Enfermedad, y no existe Poesía sin vivir en un estado de constante agonía.

Nadie puede asegurar cuál es el fin de la poesía, ni tampoco nadie puede decir que es insustancial conocer el fin o misión u objetivo. Es como que te da Cáncer y te preguntas por qué, por qué a mi que he sido tan bueno, tan contemplativo con los deseos de mi prójimo. No sabes qué fin pueda tener tu enfermedad, sólo sabes que el fin de tus días avanza con mayor velocidad que el del resto de tus amigos. Lo mismo pasa con la poesía: los poetas no saben por qué nacieron con la sensación de querer poetizar desde una taza de leche hasta un ganso, lo único que saben es que van a hacer poesía mientras puedan y hasta donde puedan.
El otro día estaba en el baño y escuché un pequeñísimo fragmento de conversación entre un par de amigos que me esperaban:

- Es difícil hacer poesía?
- Pues depende: si no lees, no puedes escribir, mientras más leas vas a poder escribir mejor.

Me encantaría decir que las personas que no lean puedan hacer poesía. Yo lo he intentado varias veces sin rendirme en el intento pero debo afirmar que la sensación laberíntica y de explorador en tierra virgen es inevitable. Lo más coherente de mencionar es que la poesía es un don enfermizo con el que nacen no pocas pero sí determinadas personas, y que al resto de los mortales nos queda como misión leerlas para menguar la severidad de los días o para aburrirnos mientras la vida de la masa antiliteraria brilla viento en popa.



7 comentarios:

  1. para diferencias

    entre

    "creador de versos"

    y

    Poeta


    preguntar

    a

    Sophus

    ResponderEliminar
  2. Y déjame decirte querida Fermina, que de tu mente a tus dedos, mandas poesía pura.
    Y de la buena!

    ResponderEliminar
  3. Férmina:

    La idea que tienes sobre hacer, crear, poesía es, por decirlo menos, romántica. Una idea de la poesía que está anquilosada (y en algunos modos caduca) hace varios siglos.

    Estoy de acuerdo con lo que dices respecto a cierta manera "fatalista" (quitándole la acepción trágica) en el sentido de que el poeta es "médium", "demiurgo". Hay un respuesta más exacta que la da Pizarnik, dice "La poesía no es una carrera, es un destino".

    Tal vez tu blog no tenga sentido académico, didáctico, qué sé yo, pero, igual me atrevo a escribirte un poco más respecto a eso que amo, la poesía... Dices que dicen tus amigos (a propósito, ¿tus amigos hablan en pareja de poesía en el baño? Y si es así, ¿tú vas a baños públicos pa hombres? Cuando te urgen necesidades ¿poéticas o fisiológicas?), y que de alguna manera corroboras, que sin lectura poesía no hay poesía, o es más difícil. Creo que es falso. Cierto que la poesía se ve enriquecida (estética, retórica, conceptualmente) con una mayor información, mayor cultura; pero no es una condición "per se" para que el poema resulte mejor. Hay ejemplos. Te recomiendo leer "Materia Verbalis" de Eielson. Es un hermoso poemario sobre la poesía misma y sobre el ejercicio poético.

    Ah, y yo creo que los poetas son poquísimos (de ahí que tú los llamas "determinadas personas"), realmente muy pocos. Por soltar una cifra, y siempre se corre el riesgo de ser muy atrevido así, yo diría que de 100 que se dicen poetas, solo son 0,3 personas.

    Jorge

    ResponderEliminar
  4. Querido Jorge:

    Creo que tienes un grave problema de autoestima.
    Poetas hay miles, y no necesariamente han publicado un poemario, y no necesariamente son seres iluminados y super especiales o espectaculares.
    A Pizarnik ni la nombres porque me cae bomba, y lo digo con todo el derecho del mundo de tener gustos y disgustos.
    LA situación del baño no es como te la imaginas, que de hecho es bastante mal pensada. Por lo visto te encanta meter el dedillo en la herida así no haya herida. Me recuerdas a la gran mayoría de profesoras que he tenido en el cole o en la u, que por creerse sabelotodo, me criticaban duramente sembrando en mi un sentimiento de inseguridad y desconfianza en lo que pensaba o hacía. Pero esta vez no me voy a dejar llevar por tus cátedras de gran sabedor.
    Seguramente tú eres el dueño de la Gran Verdad Universal.

    Atte.

    Silvana Reyes-Vassallo.

    ResponderEliminar
  5. Estimada Silvana:

    Ja! Epa! ¿Qué pasó, qué pisó? ¿No fuiste un poco cruel en decirme todo eso? Ja! Me produce una sorpresa de tu parte; poco grata, además. Pero risa finalmente. No tenemos confianza para lanzarnos algunas puyas; pero a mí los comentarios que me más me gustan son los que me sacan roncha. Así que bien. Todo bien.

    A ver, antes: ¿Por qué el problema de autoestima? La verdad, no lo entiendo. Me han dicho, en realidad, todo lo contrario: que me sobreestimo demasiado. Pero son todos caramelos de limón nomás; a ver si tú me explicas.

    (Posible verdad: A la señorita no le gusta lo que dije, porque algo de verdad digo; entonces, a partir de ahí, siente que tengo un ego elefantiásico, o el poseedor de la Gran Verdad, y claro, quien hace esto esconde, en el fondo, un problema de autoestima. ¿Es así?)

    Discreto rotundamente respecto a que hay miles de poetas. Muy distinto a que haya miles escribiendo (tratando) poesía. La respuesta es simple y sencilla; incluso, si te lees con atención (tu post) me darás la razón. Y claro que todos no son seres iluminados, porque la luz no puede alcanzar a muchos, sólo a poquísimos. No son iluminados en el sentido "mágico" (aunque de alguna manera lo sean) porque respiran, comen, cagan como cualquiera de nosotros. No hay que exagerar. Pero poetas, de los buenos y de verdad, pocos.

    Claro que tienes el derecho de que no te guste Pizarnik. Lo cité porque su frase es muy propicia para lo que hablaba. Sería, más bien, interesante saber por qué no te gusta Pizarnik. El "me cae bomba" suena a pataleta escolar.

    La situación en el baño es solo un chiste, no te lo tomes así tan renegona, o como si fuera una afrenta. Por los eructos de Bukowski, ¿dónde quedó tu sentido del humor? En todo caso, si relees tu post, te darás cuenta que tengo razón para pensar así, o tu sintaxis no explica del todo. Vamos, vamos, todo esto último es una tontería, es una broma nomás. No te ofendas.

    Claro, clarísimo, soy el dueño de la Gran Verdad Universal. ¿Alguien lo duda?

    Abrazos,
    Jorge Castillo
    jorantocas@gmail.com

    ResponderEliminar
  6. VAYANSE AL CARAJO YANKEES DE MIERDA!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.