domingo, 9 de enero de 2011

Un poema.





Un poema que habla de un paisaje tras una casa.
Una casa que habla de un paisaje delante suyo.
Un poema recitado por una mujer en aquella casa.
Un poema de un poeta que se pierde en un laberinto,
que se pierde en el desierto.
Una casa sin calefacción en invierno.
Un verano humeante.
Un balcón inacabado.
Una casa de un sólo piso.
Una mujer que recita boca arriba en el sofá.
Un invierno danzante.
Un verano huidizo.
Una casa en ruinas.
Un paisaje de testigo.
Una puesta de sol número 345.
Una puesta de sol sin árboles.
El desierto.




6 comentarios:

  1. David Serge11:50 p.m.

    Que el fin del mundo te pille bailando ...


    http://www.youtube.com/watch?v=Fp8EglljBho

    ResponderEliminar
  2. Se puede escuchar tu voz de encantamiento medieval tras lo escrito. Bajo la luna...

    ResponderEliminar
  3. Leerte es como un sorbo de agua heladita!
    besos

    ResponderEliminar
  4. Qué lindo escribes... Aunque no lo creas, me relaja.

    ResponderEliminar
  5. sabes jugar bien con las palabras...
    Ese poema es muy criativo y lindo....
    besos...saludos desde Brasil!!!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo12:59 a.m.

    SI PUES LA POESIA ESTA EN TI

    LO UNICO NECESARIO ES MAS MAS LECTURA

    DE OTRO LADO, YA NO RECUERDO QUE COSAS NO ME GUSTARON Y TE HABLE TAL VEZ DURAMENTE

    PERO CONFIO EN QUE NECESITAS MAS PALABRAS EN TU CABEZA, TIENES LAS HERRAMIENTAS FALTAN LOS LADRILLOS Y LOS MUCHOS OTROS MATERIALES

    SUERTE..

    ACROOMALON

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.