jueves, 22 de abril de 2010

Quesienta sopa de enchilada de pollo





Compraron el paquete de la mezcla para preparar la Quesienta sopa de enchilada de pollo. Era una mezcla artesanal y amarillenta. Confieso que cada que la veo me mato de risa. Cuando pronuncio el nombre en inglés, suena aún más grasoso e hipercalórico.

Dos días después de comprar la mezcla para la sopa, hicieron una lista con los ingredientes extras que requería la receta:

- 2 tazas de Crema agria
- 2 tazas de leche
- 2 huevos

A la semana siguiente, él encontro el papelito con la lista de los ingredientes para la sopa y, olvidando que ya los había comprado, volvió al supermercado y los trajo a casa otra vez. Entonces la despensa aumentó a:

- 4 tazas de Crema agria
- 4 tazas de leche
- 4 huevos

El proceso se repitió durante 4 semanas más, hasta que, llevada por la furia, decidí tirar el papel con la lista de ingredientes a la basura.


Ira Creativa.





4 comentarios:

  1. Vaya que este platillo se ve pintoresco. Sobre la ira creativa, hay que verlo por el lado positivo, ya se tienen ingredientes suficientes para preparar varias veces el platillo :D

    ResponderEliminar
  2. parecen donas con mucha crema amarilla e insondable

    ResponderEliminar
  3. realmente parecen buñuelos o picarones, com quieras decirle, nadando en crema de papa a la huancaína... y sip... mi FER me contó algo de una sopa como esa...ñomi ñomi... no sé... pero sería algo extraño de comer, pero de tu mano hasta veneno eh!... ya entendí lo de IRA CREATIVA... pero prefiero mis depres creativas... XD

    P.P.: velo por el lado amable... cuando regreses me podrás invitar esa cosa yeeeeeeeeee!!!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.