miércoles, 10 de marzo de 2010

Poema


Ahora amor

necesitamos un arma de

fuego. Y sólo dos

cajetillas de cigarros

mentolados.

Necesitamos quitarle los

dientes al pasado.

Ahora se nos nota como

ayer,

cansados,

desolados,

y una bailarina celeste

detrás de tus ojos

se seca el sudor de la frente

de tigre,

De ese tigre que dormía

con nosotros y que

leía cada noche

poemas anónimos.

Y sabes qué? todos

nuestros animales

se los ha llevado el viento

en su falda

gris de campanero,

con saltos mortales

los ha metido en un

sombrero sin nombre,

nuevo,

y se los lleva el dueño

de un circo,

que nos odia

y se ríe de nuestros

verbos favoritos,

de nuestros versos de noche

de nuestros besos de la tarde.

Se ríe y se va

porque es un hombre

simple, directo,

metódico, práctico,

sobervio, infiel, hermafrofita.

Es un hombre que nos separa

con rabia.

nos rapta a ti y a mi.

Su mano de mujer te lleva

y te agrede.

Su mano de hombre

me lleva y me

somete.

No te vuelvo a ver entonces

amor revólver.

No te vuelvo a ver.

Y apunto direcciones por

si coincides.

Apunto mil números infinitesimales

en una libreta vieja

y vacía,

y trazo rayas agudas

que me separan siempre

de todo

de ti, de mi, de los colores,

de las formas, del despertar matutino

de tu café de cebada,

que quema en los dedos.

10 comentarios:

  1. "Quitarle los dientes al pasado"... mi verso favotito de todo el poema = D...

    Por cierto, amo los conejos rosas... excelente elección para mascota de tu blog.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:36 a.m.

    ...sabes mi dirección para cuando te hartes de amores baratos....de un rato me llamas... ;)

    ResponderEliminar
  3. Me agradan las ideas que propones y sobre todo, el que hagas pomas que escapan de los versos melosos. Aun estoy releyendo algunas frases que no le capto, pero eso ya es cosa de mi dislexia mental :D
    Saludos fermina!!...

    ResponderEliminar
  4. Como te dije en nuestra conversa del msn... el poema me transportó a una habitación pequeña de un hotel desvencijado en alguna ciudad como shangai... en ese cuarto... de alfombra color guinda (¿quién le pone alfombra a un hotel en que el calor es infernal?), caen apacibles unas raídas cortinas... el ventilador con puntos de óxido en sus aspas gira lentamente sobre los amantes que están tendidos en una cama de plaza y media... ambos llevan ropa interior, pero los torsos descubiertos... ella sobre el pecho de él, él fumando un cigarrillo mentolado (´si, como el poema)... y en la mesa de noche hay un revólver con 2 balas al costado de un cenicero atiborrado de colillas de cigarrillo... sí, algo como amor y odio, pero harta lujuria en ese cuarto, mientras respiran lento y piensan en qué vendrá después... Sí, eso me hizo sentir tu POEMA.

    Tienes razón, el swing del blog es postear... te postearé todos los que lea!!! Mi madrina Mandarina

    ResponderEliminar
  5. Anónimo1:16 p.m.

    soberbio y no sobervio, no lo "bió" o se entrededó..

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Dividir, separar, Someter.
    Duras palabras.
    Realidad desolada…

    Saludos de J.M. Ojeda.

    ResponderEliminar
  7. amor revólver. esa es mostra. Y la de los dientes. Es verdad, te transporta a una habitacion olvidada...

    ResponderEliminar
  8. una arma que intenta demostrar unas violentas tocadas....

    ResponderEliminar
  9. Anónimo5:36 p.m.

    nacho vegas creo que hizo una traduccion en youtube de un poema de Baudelaire, exquisito!!!, saludos extraña

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.