lunes, 8 de febrero de 2010

La torre




Una torre que se achica a nuestro lado. Una torre alta y blanca. Se confunde entre la ciudad poblada de edificios como una cocina llena de recipientes plásticos. Como un recipiente plástico repleto de arroz blanco, brócoli y pimiento rojo. Esa misma torre nos habla en español. Abre la boca roja y nos besa causando grietas en su superficie. La torre sangra. Su roja boca emana un viscoso líquido de vida. Y nuestras mejillas apenas rozadas por la piedra se ruborizan e inclinan. Me pierdo en tus ojos, esos ojos allá abajo que me miran sin dudar. Oye, la vida es un cuentagotas, tú me lo decías, ahora no te detengas. Y entonces la torre cae de pronto causando estragos en su interior. Se le escapan las entrañas de mármol o de marfil y a pesar de su suavidad recuerdan su pasado mientras caen. Y la torre duerme y sueña con un rebaño de elefantes marchando hacia un tunel que presiente sagrado. Y ya no hay más torre blanca. Ahora es un furioso gigante quien jugaba el ajedrez y ahora se aleja con un caminar inconstante y vacío, se va a la ciudad, me imagino. Se nos cierran los ojos que antes se miraban. Se me cierra el pecho sin sonidos. Dicen que hay un pueblo no muy lejos de aquí donde se puede vivir sin trabajar. Allí nos vemos.



18 comentarios:

  1. he leido tu comentario en el blog de Raul... confundida?

    ResponderEliminar
  2. siento mucha confusión...

    ResponderEliminar
  3. Sí... pero no sé... no sé nada... bueno, solo sé que me duelen los ojos y la nariz, y de ratos no puedo respirar.

    ResponderEliminar
  4. Me agradó la historia, entiendo que es más un relato ficticio que una realidad (porque en el caso que sea realidad, la metáfora es muy buena).
    Abrazos fermina ;)

    ResponderEliminar
  5. christiam6:00 p.m.

    mmmm... sin duda es una fijación fálica, la torre que se derrumba y se muestra en plena transfiguración deja entrever la inseguridad no sólo de la persona a quien le abjudicas el falo sino de tu propia interioridad. Será?... como sea, es un placer leerte, siga en la lucha... un beso

    ResponderEliminar
  6. Sabes... me gusta tu nombre, Fermina...
    te gusta la lluvia no..
    pasas mucho tiempo sola
    y te gusta las peliculas..
    asi es la fermina que imagino, algo asi.

    ResponderEliminar
  7. Sabes... me gusta tu nombre, Fermina...
    te gusta la lluvia no..
    pasas mucho tiempo sola
    y te gusta las peliculas..
    asi es la fermina que imagino, algo asi.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  9. Mira yo creoq con un simple test e embarazo te quitas la angustia mi fermina eh! jajajaja, oye este me pareció súper sexual... realmente el calor me está afectando el cerebro, claro si casi llegamos a 35 grados por acá!!!, en fin, saludos desde las cálidas planicies del señor de sipán... ah y dile q no es LIKE A PRAYER jajajaja

    ResponderEliminar
  10. Te tengo un regalo por el Día de la Amistad Silvana Fermina Mandarina... visita mi blog e inaugúralo... Oye, Fernanda es linda, gracias... Te quiero mucho amiga... un abrazo a la distancia

    ResponderEliminar
  11. Estoy muy complacida Variko... jajajjaja que viva spiderman y su mujer!

    ResponderEliminar
  12. Hey fermina...que historia de este post...que manera...y sabes de tanto que has hablado del FARO...me haces recordar una canción de F, tiempos morados jejeje seguro la has escuchado, si no es así, haslo...♪♪Busco el Faro que me dé alguna pista y lo añoro por mas ke me haga el artista♪♪...pasaré más seguido por aka, saludos.

    ResponderEliminar
  13. Hey fermina...que historia de este post...que manera...y sabes de tanto que has hablado del FARO...me haces recordar una canción de F, tiempos morados jejeje seguro la has escuchado, si no es así, haslo...♪♪Busco el Faro que me dé alguna pista y lo añoro por mas ke me haga el artista♪♪...pasaré más seguido por aka, saludos.

    ResponderEliminar
  14. Muy bien, me gusta como escribes, saludos, visitame

    ResponderEliminar
  15. Muy bien, me gusta como escribes, saludos, visitame

    ResponderEliminar
  16. Anónimo11:47 p.m.

    Otra vez rondando "fictóricamente" por la v...a, primero el cisno ahora esto, que mujer de fuego transformado en figuras..

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.