martes, 1 de diciembre de 2009

Está inconsciente y malherido como un duende. Se siente perdido sin mi. Trata de encontrarse entre sus amigos, entre las calles, entre miles de pares de piernas perfectas. Se quita los vicios y se los vuelve a colgar de los ojos y de las cremalleras. Piensa en mi cada inicio de semana, viajando a la universidad. Piensa en mi cada viernes rudimentario y bucólico. Se repite a cada instante palabras de alegría y sencillez, pero da largos pasos queriendo escapar de una sombra que no existe mas. Se aleja de las calles, del silencio y de las botellas de champagne. Se aleja de mis pueriles y vanos pasatiempos. Se siente hombre, sólo por hoy. Se afeita sin mi permiso.

15 comentarios:

  1. las cosas pasan por algo...

    ResponderEliminar
  2. Un abrazo acomodado entre el hueco de tus brazos y el espacio entre tí y la inmensidad....

    ResponderEliminar
  3. me encanto, la idea de escapar de las sombras que no existen es bastante fascinante y por demas cierta. lastima que siempre vivamos entre nuestros fantasmas. es parte de ser.

    besos!! lindo conocerte tu esquina, te estare visitando!!

    ResponderEliminar
  4. en new york ah?

    yo vivo en boston. un abrazo bostoniano, y que vivan los Red Sox!! ja!

    jajajaja

    ResponderEliminar
  5. Se siente hombre, sólo por hoy.
    waoo
    FErmina!!fermina!! =) (h5)

    ResponderEliminar
  6. Es como un "rey pastrulo" un poco menos agradecido y mucho más patetico -él descrito, claro-.
    Una vez más, me renuevas el día.

    ResponderEliminar
  7. Debiste haber nacido hombre!

    ResponderEliminar
  8. Wow, al principio pensé que hablabas de un hombre, pero ahora veo que es algo más de tu interior, me he perdido en algunas partes pero me ha fascinado el post.
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  9. Ebria por todos los verbos...
    Lindo ♫

    ResponderEliminar
  10. !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.