lunes, 1 de octubre de 2007



No reemplazaría ningún diente existente dentro de bocas clandestinas al mundo, ninguna mano moviéndose moribunda como extensiones de algún Crypton contaminado y a punto de tener su propio Big Bam. El silencio se calla porque muere en las mentes ajenas a lo nuevo, se calla porque muere lento y quiere o pretende buscar miradas extrañas, personalidades psicopáticas. Concebir conciencias drásticas es el oficio más antiguo del mundo, y talvez el último que exista después de la gran explosión nuclear, metáforas reles y palpables, nada imaginable sobrepasaría los sentidos tangibles si no existiéramos, barros absurdos de tierra estéril. Caminamos hacia el parque de algún paraíso que no solo tiene plantas y frutos, sino también edificios de reconstrucción del pecado.



4 comentarios:

  1. Bonito poema, pero todavía no lo acabo de captar.Eso me daja con una sensación incómoda...

    ResponderEliminar
  2. No lo captes Elmer, simplemete trasládalo a tu vida, a lo que quieras.

    Bendiciones.

    =)

    ResponderEliminar
  3. Me gusta la vita e�bella, tal vez sea coincidencia pero esta tambien dura poco, aunque no se si en realidad ese tema dure mas de lo acordado con la capucha y la hoz.

    La oracion que mas me gusta de este escrito ia esta en otro idioma, en altar de la abstraccion. Como no comprender si es otra lesi�n por calor, esa que todos han sufido alguna vez aunque alejados de las teteras, del sol y el inquisitivo deber de "auto-lanzarla", "auto-exiliarse" en un quehacer que juega con la vida para que sea bella. 29 segundos.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:50 p.m.

    te extraño..

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.