miércoles, 8 de diciembre de 2010

302

Sendas montañas de libros
para nosotros los oprimidos.
Las cabezas,
los dedos,
el trastorno de las 4 de la tarde,
el trastorno de elegir,
la alegría vaga,
la alegría que duerme.
El huevear.

3 comentarios:

  1. sueño con ese sueño loco, poético...esa locura que se perdió, que planeamos juntos, en secreto, en nuestras mentes caóticas...
    será mejor asi,
    quizás asi lo querias,
    tan terrenal, tan imposible...
    yo, en cambio, vuelo como un demonio, nada me detiene...
    aunque no se cumplió aquella poesía de actos y locura,
    seguirá su pulso en otra vida quizás...

    ResponderEliminar
  2. Y me lo dices así, como exhalando un último aliento, como quitándo al espacio el último centímetro cuadrado que se te había concedido.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.