miércoles, 7 de noviembre de 2007

¿Quién conoce las verdaderas fuentes internas de los deseos humanos? Son como un mapa genético de los primeros dinosaurios, inigualables pero extinguibles sucesos terrestres para nosotros, terrícolas para cualquier otro ente ajeno. El suburbio de la mentira es el país más real para nuestras intenciones, humanos que pretenden ser plomo veloz en la sien de algún bárbaro a quien odiar.

6 comentarios:

  1. Anónimo11:59 p.m.

    eres una conflictiva, te extraño.

    ResponderEliminar
  2. Y qué me odien a mí también. Yo soy un bárbaro, un salvaje. Y no me dejo domesticar.

    Que me odien los humanos de buenas intensiones, por que yo les voy a traicionar. Que me odien, por que cuando me odian, cuando me escupen, e incluso cuando me temen, se están traicionando así mismos.

    Y yo sólo propongo la venganza ante lo evidente.

    ResponderEliminar
  3. Hace mucho que no oía la palabra domesticar, Ve.
    Tu legado es sincero, y más bien necesitarías ser aun más atropellado para reír.
    Odio la venganza pero a veces es bonito vengarse.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1:35 a.m.

    no eres una conflictiva.. lamentablemente te perdi, te extraño..

    ResponderEliminar
  5. los dinosaurios se extinguieron pero aun siguen vivos, desaparecieron porke no tenian pulgares y les era imposible rolear, pero un espacio en la memoria kolektiva es la vida.

    por eso publicar es mi fin. Mi muerte sera lenta pero inconclusa ante polillas.

    ResponderEliminar
  6. total....
    soy o no soy conflictiva???

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.