viernes, 25 de mayo de 2007

Javier Perales


Javier era mi jefe.

Javier era mi jefe y yo solía obedecer.

Javier solía ser mi jefe y ahora quiere que le lave el carro.

¿Se lo lavo?

Javier ya no es mi jefe. El carro es suyo.

Que lo lave el.

1 comentario:

  1. qqqq winaaa amia!!! esta d ptm!! y cuando te pidio q laves su carro? jaja!! lavalee kizas te page bien !!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.